El surf fue el primer deporte que se comenzó a practicar en Punta del Este aprovechando la intempestuosidad y el oleaje del mar que caracteriza a la franja costera denominada Playa Brava, que se extiende desde la península propiamente dicha hasta José ignacio y mas allá.